Historia

SOMOS SICILIA IN BOCCA

Un parlermitano y una fisterrá iniciamos esta aventura hace más de 10 años en Santiago de Compostela. Hoy, Sicilia in Bocca es sinónimo de auténtica comida italiana en toda la ciudad.

Probablemente, si alguien nos hubiese preguntado hace un par de décadas a Doménico o a mí a qué nos dedicaríamos profesionalmente, estoy, casi segura, que ninguno de los dos hubiese apostado por la restauración.

Tampoco hubiésemos imaginado, que nuestras vidas, tan lejanas en aquel momento la una de la otra, se llegarían a  cruzar en ese viaje de negocios que a él le trae de Sicilia a Galicia.

El destino nos tenía preparado un giro radical en nuestras  vidas y en donde muchos veían únicamente la parte negativa de una crisis económica a nivel mundial, Doménico vio sólo una meta, un camino difícil pero asumible, y decidió, sin mirar atrás, aceptarlo y comenzar de cero.

Por mi parte, gallega de pura cepa, y con un carácter totalmente distinto, estaba llena de dudas e inseguridades, pero decidí embarcarme en esta aventura y seguir el consejo de mis padres, ambos  emigrantes, que desde bien pequeña me inculcaron que sólo detrás del trabajo y la constancia, está el éxito. Sabíamos que no iba a ser fácil, pero tampoco imposible, y de esta forma, apostando por el espíritu emprendedor, las ideas novedosas y el amor por la buena cocina italiana de Doménico, decidimos arriesgar y crear «Sicilia in bocca». Comenzamos tímidamente, con un pequeño despacho de comida para llevar, estilo europeo para comprar y comer en la calle, pero enseguida nos dimos cuenta, de que aquí, en Galicia, somos más de compartir mesa y mantel, somos más de sentarnos mientras comemos y a poder ser… alargar la sobremesa, por lo que optamos por cambiar la estrategia y pasamos de comida para llevar, a montar un local algo más grande que poco a poco, fruto de muchas horas de insomnio, dedicación y pasión,  se ha convertido en lo que es hoy, este bonito y cálido restaurante, en donde intentamos dar los mejor de cada uno de nosotros. Hemos querido que ademas de la comida, los pequeños detalles en la decoración y en los distintos espacios de este nuevo restaurante, nos evoque y nos lleve en volandas a ese bonito lugar de Italia, del que un buen día partió Doménico y donde nació nuestra hija Carolina.

De allí vienen también parte de su familia, su hermano,  sus hijos, que deciden dejarlo todo para poder ayudarnos y ser partícipes de este gran proyecto.

Para nosotros ha sido un camino largo, lleno de altibajos, pero estamos muy agradecidos por haber llegado hasta aquí, por toda la ayuda recibida, el apoyo constante de amigos y familiares, y ahora también de nuestros apreciadísimos clientes.

Además, como ya he comentado, contamos con un gran equipo humano que hacen que esto sea posible, y podamos decir que estamos muy orgullosos de esta gran familia italiana en pleno corazón gallego…

Deseamos poder compartir todo esto con vosotros y haceros partícipes de nuestras vidas.

Muchas gracias a tod@s! Y por muchos años más!

Restaurante

Av. de Rosalía de Castro, 72

Santiago de Compostela

Recoger y servicio a domicilio

Av. de Rosalía de Castro, 43

Santiago de Compostela